Urea baja en sangre: ¿Qué significa?

Urea baja en sangre: Qué significa

La urea, conocido como un residuo de la descomposición de las proteínas, es un elemento que se encuentra en la sangre y puede aportar beneficios al cuerpo humano. Pero, al igual que otros elementos, este puede sufrir de altos o bajos niveles que se relacionan a causas en las cuales interfieren órganos como el hígado y los riñones. En esta oportunidad estamos hablando de la urea baja en sangre. 

La deshidratación y otras variables son las principales a tener en cuenta según sea el nivel de urea en la sangre. En el caso de la hipoazoemia se refiere a valores de urea bajos en la sangre que no es muy común y puede desencadenar una serie de enfermedades que afectarán principalmente al hígado. Este órgano se encarga de procesar las proteínas del cuerpo humano. 

Naturalmente, los valores de urea en la sangre se encuentran entre el rango de 30 a 40 mg/dl. Mientras que los valores bajos se encuentran en 20 mg/dl o menos, lo cual indica que existe un problema de salud ocasionado por diferentes trastornos en los hábitos diarios de la persona o por otras razones médicas.

¿Qué significan los valores bajos de urea en la sangre?

La hiperazoemia, como se mencionó anteriormente, es una enfermedad poco frecuente a diferencia de los niveles altos en la urea. Pero, en este caso, los valores bajos suelen indicar la presencia de un alto consumo de líquidos como el agua y el consumo de una dieta no balanceada. La cual se traduce a que el paciente puede no estar ingiriendo diariamente entre los 46 a 90 gramos de proteína recomendados. 

Urea baja en sangre: Qué significa

Estos casos son comunes en personas que presentan dietas rigurosas para adelgazamiento o personas veganas quienes mayormente pueden sufrir de la enfermedad. Por otra parte, los valores menores a los 10 mg/dl es una señal de problemas en el hígado que pueden generar severas patologías en el órgano que deben ser evaluadas por los especialistas médicos.

¿Qué causa la disminución de los valores de la urea?

Se enumeran hasta nueve principales causas por las que puede disminuir los valores de la urea en la sangre, algunas de estas son:

Insuficiencia hepática o pancreática

Es una enfermedad que ocasiona deterioro en las funciones hepáticas del hígado o se asume como alguna sustancia que causa daños en el órgano. Este tipo de problemas suelen provocar un bajo procesamiento de las proteínas, lo cual hace que disminuyan no sólo los niveles de urea sino otros elementos necesarios para el cuerpo.

Malabsorción                             

Es un trastorno que acarrea dificultades en el cuerpo para absorber los nutrientes que provienen de los alimentos, siendo una incapacidad del cuerpo para obtener azúcares, proteínas, grasas o vitaminas que se aportan al ingerir alimentos. La malabsorción puede dañar el intestino delgado y ocasionar enfermedades como: enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn, enfermedad de Whipple, entre otros.

Bajo consumo de proteínas

La fatiga excesiva es una de las señales sobre ausencia de proteínas en el sistema, lo cual a largo plazo se traduce en niveles bajos de urea en la sangre que también puede activar otras enfermedades. Normalmente, la deficiencia de proteínas ocasiona que los organismos no posean la suficiente energía y nutrientes para realizar las tareas básicas.

Hemodiálisis

La hemodiálisis es un proceso artificial para eliminar residuos de la sangre cuando los riñones no pueden cumplir sus funciones. Las toxinas y excesos de líquidos son retirados del cuerpo, sin embargo, este proceso también puede dar lugar a bajos niveles de urea.

Embarazo durante el segundo y tercer trimestre

Durante los embarazos las mujeres experimentan cambios respecto al comportamiento de su cuerpo, siendo el riñón uno de los que más percibe estos sucesos. A partir de ello, existen ligeros cambios en las funciones renales que pueden ocasionar bajos índices en elementos del cuerpo como lo es la urea y otros.

Nivel moderadamente bajo de urea

Los niveles moderadamente bajos de urea en la sangre se encuentran entre los rangos de 10 y 20 mg/dl en edades adultas. Estos niveles no representan gran complicación en la persona ya que están asociados a dietas bajas y consumo elevado de agua, lo cual puede solucionarse rápidamente.

Nivel excesivamente bajo

Los valores menores a 10 mg/dl en adultos representa graves complicaciones que están directamente relacionadas al hígado y grandes déficits como los antes descritos. Para este punto se tiene en cuenta que la persona debe ser atendida por un médico con mayor cuidado, pues los parámetros alterados pueden ocasionar daños irreversibles en el sistema del paciente de no ser tratado correctamente.

Tratamiento para normalizar los valores de urea

Para realizar el tratamiento para restaurar los niveles de urea en la sangre es necesario abordar las causas que ocasionan la enfermedad. Para ello, lo primordial es iniciar el control de las enfermedades que causan o activen los bajos niveles de urea en la sangre.

Se debe contar con un diagnóstico que proporcione las medidas a seguir para trabajar en la recuperación de la patología y restaurar los niveles de urea. Por otro lado, se tiene que adecuar a las comidas diarias un correcto balance proteico y de nutrientes en cada plato. Ya que, al carecer de proteínas, es necesario aumentar el consumo de las mismas mediante el consumo de lácteos, carnes, salmón, atún, garbanzos y toda clase de granos que proporcionan buenas cantidades de proteínas.

En el caso de ser una persona vegana también es posible consumir variedad de productos ricos en toda clase de macronutrientes para el cuerpo. Entre estos se encuentra la soja, altramuz, nueces, maní, almendra, avena, granola, avellanas, yogur griego, frutas, gelatina, guisantes secos y otros alimentos que no involucran carne animal.

Por último, los líquidos son uno de los puntos que deben recibir el mismo cuidado. Generalmente los especialistas recomiendan a las personas beber un aproximado de 1 a 1.5 litros de agua diariamente. Estos niveles de agua en el cuerpo no representan un peligro mientras se respete correctamente los valores antes mencionados. Y no solo se limita al agua, sino a la ingesta de jugos y refrescos.

Continúa leyendo sobre las Plaquetas Altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.