Cómo ha evolucionado el teletrabajo

Teletrabajo

La crisis del COVID-19 ha traído consigo numerosos aspectos negativos. Afortunadamente también lleva tiempo provocando una serie de cambios que sí son positivos. Un claro ejemplo es el del trabajo telemático.

¿Cómo ha evolucionado el teletrabajo desde marzo del 2020? Lo ha hecho pasando a estar implementado en muchas más empresas. Además, a pesar de que ahora ya no hay tantas restricciones y el riesgo es bastante menor al haber un alto porcentaje de vacunados, multitud de negocios están prefiriendo mantener el trabajo a distancia entre sus empleados.

Gracias al teletrabajo es más factible que nunca formarse al mismo tiempo

En otros tiempos era complicado hacer una formación de calidad, ya que compaginarlo con el trabajo presencial resultaba tedioso: a las ocho horas de jornada laboral había que sumar desplazamientos, atascos, madrugones, etcétera.

Todo lo contrario sucede en la actualidad. El hecho de estar en casa trabajando facilita hasta límites insospechables el poder continuar en el propio domicilio unas horas más, en este caso formándose en un área que dé pie a escalar a lo más alto en el mercado laboral. En este sentido las formaciones más recomendables son las del Instituto Europeo de Alta Dirección.

La evolución del teletrabajo permite hacer una formación de tanta calidad como la del IEAD

Muchos de los más de 2.700 alumnos matriculados en el IEAD teletrabajan al mismo tiempo en que interiorizan los contenidos formativos de altísima calidad, los cuales son impartidos por docentes con una gran experiencia.

Aun así, es destacable el hecho de que un considerable porcentaje de esos alumnos trabajan presencialmente como directivos sin que ello les impida seguir progresando en su formación para escalar puestos con una especialización de enorme prestigio, independientemente de si se decantan por un máster, máster doble, posgrado o programa de desarrollo directivo.

¿Cómo lo consiguen? Básicamente es fruto de la flexibilidad ofrecida por el Instituto Europeo de Alta Dirección, la cual está presente en todas las modalidades. Y no es para menos, puesto que el IEAD sabe que es un punto clave para formar a los principales ejecutivos y directivos de todo el mundo para aumentar su proyección profesional.

Todo parece indicar que el teletrabajo seguirá expandiéndose por todo el territorio nacional. Aun así, este tipo de entidades saben que los empleos presenciales también continuarán estando presentes en la sociedad durante unos cuantos años a lo largo de los cuales mantendrán un altísimo nivel de flexibilidad. Solo de esta manera facilitarán a todos sus alumnos la tarea de formarse al mismo tiempo en que desarrollan sus labores profesionales.

En lo referente a la formación, teletrabajar al mismo tiempo en que se estudia en el Instituto Europeo de Alta Dirección es la mejor alternativa posible. Y es que hablamos de una entidad que recientemente ha entrado en el top 10 de mejores escuelas de negocio online.

Lleva años cosechando muy buenas opiniones en Internet. En plena era digital el boca a boca es de gran importancia, sobre todo en el ámbito formativo. Muchos directivos, antes de adentrarse en una nueva formación, consultan las valoraciones de otros usuarios para asegurarse de que la misma merece la pena.

Es entonces cuando averiguan que las formaciones impartidas por el IEAD son de enorme calidad y, además, las pueden compaginar sin dificultades con su actual trabajo de directivos, indistintamente de horarios y modalidades.

Teniendo en cuenta todos los aspectos detallados no es de extrañar que el Instituto Europeo de Alta Dirección lleve años experimentando un gran crecimiento. De hecho, su modelo cien por cien digital continuará viviendo un gran auge a medida en que el teletrabajo siga expandiéndose por empresas de todo tipo de sectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.