La autopsia oficial confirma que George Floyd murió “por homicidio”

george-floyd

El punto de partida para una semana de disturbios en los Estados Unidos fue la muerte de George Floyd a manos de la policía de Mineapolis, dijo el lunes un informe de autopsia. Según el médico forense que lo llevó a cabo, el hombre de 46 años murió “por homicidio” debido a la “presión ejercida sobre su cuello” por el oficial de policía implicado.

Sospechoso de querer vender un billete falsificado de 20 dólares, este afroamericano sufrió un “paro cardíaco y pulmonar” debido a su inmovilización, detalla el médico en un comunicado de prensa. En su informe, enumeró “otros parámetros importantes: arteriosclerosis y presión arterial alta; envenenamiento por fentanilo (un opioide, NLDR); uso reciente de anfetaminas “.

“El efecto combinado del arresto e inmovilización del Sr. Floyd por parte de la policía, su historial médico y la posible presencia de sustancias psicoactivas en su cuerpo probablemente contribuyeron a su muerte”, dijo en un informe. preliminar.

Autopsia independiente

Los resultados finales se dieron a conocer al público justo después de que los abogados de familia presentaron los resultados de una autopsia realizada por expertos “independientes” que habían ordenado. Llegaron a la conclusión de que la muerte fue el resultado de “asfixia por presión prolongada”, según su abogado, Ben Crump.

George Floyd murió cuando fue arrestado en Minneapolis, en el norte de Estados Unidos, hace una semana. Según un vídeo del drama, que desde entonces ha recorrido el mundo, un agente lo mantuvo presionado contra el suelo, arrodillado sobre su cuello durante casi nueve minutos. Este oficial de policía, Derek Chauvin, de 44 años, fue despedido, arrestado y acusado de “homicidio involuntario”. Sin embargo, sus tres colegas presentes en el momento de los hechos no son actualmente objeto de enjuiciamiento.

El drama indignó a toda América y más allá. Desde Nueva York a Los Ángeles, desde Filadelfia a Seattle, cientos de miles de estadounidenses se han manifestado durante la última semana contra la brutalidad policial, el racismo y la desigualdad social. La violencia se propaga a través de ellos, que a veces degeneraron en disturbios, lo que llevó a varias ciudades a movilizar a la Guardia Nacional e imponer toques de queda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.