¿Qué son las Altcoins y cuál es su relación con el Bitcoin?

Altcoins

El bitcoin fue la primera criptomoneda creada en 2009. Para ese momento, nadie apostaba por el concepto de las monedas criptográficas. La idea de que las transacciones se almacenan en cadenas de bloques auditables por cualquier persona, pero sin la necesidad de una institución que la controlara, era impensable. Sin embargo, el concepto fue ganando cada vez más apoyo hasta llegar a diversificar y mejorar el ecosistema de criptomonedas con la creación de altcoins.

Hay muchas plataformas para invertir en bitcoin como la BitiQ donde encontrarás varias altcoins para diversificar tu cartera. Pero, ¿sabes en qué consisten las altcoins y cuál es su papel dentro del sistema Bitcoin? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre las criptodivisas alternativas.

¿Qué son las Altcoins?

Las altcoins o criptomonedas alternativas engloban cualquier tipo de criptomoneda o token diferente a bitcoin. Cuando vemos en un sitio web que aceptan como método de pago los altcoins, significa que además de pagar con bitcoin, puedes pagar con otras criptomonedas.

Crear un altcoin es relativamente sencillo, ya que la tecnología del bitcoin es de código abierto. Esto quiere decir que los desarrolladores pueden fácilmente ver su código y realizar ciertos cambios para crear una criptomoneda diferente, pero basada en la misma tecnología.

De este modo, no necesitas crear una red blockchain nueva para desarrollar diferentes tokens. Como resultado de la invención de los altcoins, se reducen los costes de desarrollo y se simplifica la financiación de proyectos a través de este tipo de criptomonedas.

4 características de las altcoins o criptomonedas alternativas

Para evitar confusiones, podemos resumir las características de los altcoins en 4 aspectos fundamentales:

  • Innovación: representan una solución innovadora que mejora la tecnología de Bitcoin y aporta nuevos usos a la tecnología blockchain.
  • Simplificación: su objetivo es simplificar procesos de manufactura y transacciones entre usuarios. Por esta razón, suelen utilizarse en proyectos de alimentación, transporte, sistemas electorales y gestión o control de la energía.
  • Descentralización: mantiene la característica descentralizada del bitcoin, así que son criptomonedas que se pueden minar.
  • Confianza: cualquier persona puede auditar la información contenida en los bloques pertenecientes a una altcoin. Ninguno de estos bloques se puede alterar, así que es sencillo comprobar la veracidad y transparencia de la información.

¿Cuáles son los aportes de las altcoins al sistema Bitcoin?

Básicamente, las criptomonedas alternativas o altcoins aportan innovación al sistema Bitcoin a través de la competencia. Al no existir una única opción en cuanto a criptomonedas, todas deben esforzarse por ser las más elegibles en el mercado. Diferentes criptomonedas significan la creación de múltiples proyectos que terminarán beneficiándose entre ellos.

No todas las altcoins son atractivas, ya que algunas son simplemente una copia del código de bitcoin. Sin embargo, aquellas que ofrecen valor añadido, así como una funcionalidad distinta y competente son las más demandadas.

Ejemplos de altcoins más populares en la actualidad

Las criptomonedas alternativas más valiosas pisan fuerte en el mercado actual. Es por esta razón que no solo escuchas hablar de bitcoin, sino de plataformas como Ethereum, Ripple, etc. Aquí te presentamos las altcoins con proyectos más ambiciosos y prometedores en la actualidad:

1. Ethereum

Ethereum es una plataforma que permite crear aplicaciones descentralizadas (DApps), organizadores autónomos descentralizados (DAO) y contratos inteligentes (smart contracts). Éstos últimos consisten en programas informáticos que permiten establecer acuerdos entre dos partes sin censura o interferencias. Los mismos se liquidan automáticamente cuando se cumplen las condiciones pactadas.

La criptomoneda de Ethereum es el ether y la plataforma se ha consolidado como una de las plataformas más rápidas para realizar transferencias; aproximadamente en 16 segundos.

2. Ripple

Si la rapidez de Ethereum te pareció fascinante, debes saber que Ripple es 4 veces más rápido, logrando transferencias en 4 segundos. Ripple es una empresa privada que se enfoca en desarrollar softwares como xCurrent y xRapid para entidades bancarias.

Poseen una criptomoneda llamada XRP que se desarrolla de forma autónoma dentro de la infraestructura de la empresa. Sin embargo, si algún día la empresa Ripple desaparece o se desvincula de la moneda, ésta seguiría funcionando.

3. Dash

Esta criptomoneda alternativa surge de una bifurcación o hard fork del protocolo de bitcoin. Busca agilizar las transacciones y manejar una estructura administrativa SWIFT que permita solucionar las carencias del bitcoin. Funciona a través de un conjunto de usuarios llamados master nodos que ejecutan las funciones básicas tales como:

  • Alojamiento del blockchain
  • Validación de transacciones
  • Toma de decisiones relevantes
  • Actúan como accionistas o shareholders

4. Monero

Hablamos de una de las altcoins que ofrece más privacidad, ya que emplea un sistema de ring signature. Se trata de un conjunto de firmas criptográficas que contiene un único participante real, pero no es posible reconocerlo, ya que todas las firmas figuran como válidas.El resultado de este sistema de privacidad es que, al realizar una transacción, tus monedas se mezclan con outputs de transacciones aleatorias en la red. De este modo, se garantiza el anonimato en las transacciones, por lo cual es imposible rastrear su punto de partida y destino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.