Beneficios y propiedades de la semilla de moringa

Beneficios y propiedades de la semilla de moringa

La semilla moringa es uno de los tantos derivados del árbol con el mismo nombre, pero apodado el “árbol de la vida” o “milagroso” que contiene innumerables beneficios para la salud, siendo esta quizás una de las plantaciones con más propiedades curativas conocidas.

Lo que hace más impresionante al árbol de moringa, el cual puede medir hasta poco más de 8 metros de alto, es que generalmente toda la planta tiene beneficios para la salud (semilla, hoja, flores, corteza y frutos). La planta es originaria del norte de India, aunque actualmente abunda en países tropicales y subtropicales. La misma se cultiva en países de América latina y el Caribe, África y las islas del Pacífico.

Actualmente la moringa, ya sea en cápsula, como fruto seco, infusión de té o como condimento, es comercializada a nivel mundial puesto que es bien sabido todos los nutrientes que esta posee y a su fácil preparación e ingesta.

¿Qué nutrientes puedo encontrar en la moringa?

Si nunca has escuchado sobre la semilla de moringa, estos son algunos de los nutrientes y minerales que puede aportar el popular “árbol de la vida”:

  • Calcio
  • Magnesio
  • Hierro
  • Ácido Fólico
  • Vitamina A
  • Vitamina B1
  • Vitamina B2
  • Vitamina B6
  • Vitamina C
  • Vitamina E
Beneficios y propiedades de la semilla de moringa

¿Cómo se prepara la moringa?

Hay infinidad de maneras de consumir los nutrientes de la planta, no sólo su semilla. A continuación algunas recetas:

  • Las hojas se pueden consumir crudas o cocidas.
  • Se puede preparar una infusión de té si se muelen las hojas.
  • Actualmente las semillas vienen en presentaciones estilo cápsulas, puedes conseguirlas con tu naturista de confianza.
  • Las semillas de las vainas (fruto del árbol) a menudo son consumidas como reemplazante de los guisantes.
  • Las semillas también pueden ser utilizadas como condimento si se les pulveriza.
  • Las flores pueden cocinarse y utilizarse para tratar el resfriado.
  • Otra alternativa es consumir el aceite de las semillas de la vaina de la moringa.
  • Las vainas también son comestibles y su sabor es parecido al de los espárragos.

Beneficios de la semilla de moringa

Son diversos los beneficios que se puede obtener a través del consumo de la semilla de moringa. Desde su aparición en su país de origen, obtuvo una gran popularidad debido a los supuestos poderes curativos que tenía cada semilla. Gracias a esto, su expansión por el mundo no se hizo esperar.  A continuación, algunos de los beneficios principales para el organismo son: 

Pérdida de peso

Altamente recomendado dentro de las dietas para perder peso al ser baja en calorías y alta en nutrientes como el Hierro, Potasio, Vitamina C. En este caso, se puede consumir como té, en varias tomas al día.

Previene la diabetes

Este beneficio es debido a su extraordinaria concentración de sustancias antioxidantes, tales como vitamina C y vitamina A (beta caroteno) lo que fortalece el sistema inmune. 5 g de moringa aportan entre el 14% y el 20% de las necesidades diarias de estas vitaminas.

Analgésico y antiinflamatorio natural

Entre sus múltiples propiedades están la quercetina, isotiocianatos y el ácido clorogénico, las cuales ayudan a reducir la inflamación en el organismo, también mimetizan los síntomas de algunas enfermedades. Sin embargo, hay que destacar la moringa no es una pócima mágica la cual eliminará por completo estos problemas de salud. 

Mejora el sistema digestivo

Se puede decir que la semilla de moringa es un laxante natural, altamente recomendado ya que previene las úlceras estomacales. Una medida justa de moringa podría ayudarte con tus problemas de estreñimiento.

Fortalece los huesos y el sistema nervioso

Gracias a su gran cantidad de nutrientes como el calcio y el magnesio, tanto los huesos como el sistema nervioso se ven beneficiados con una taza de té al día ya que te aporta un 10% del consumo diario requerido de los nutrientes previamente mencionados.

Efectos secundarios

La semilla de moringa, por su origen natural, no suele tener contraindicaciones. Pero como todo en la vida, consumirla en exceso es dañino, estos pueden ser algunos de los inconvenientes que puedes presentar si la consumes de manera errónea.

Efecto Laxante

Es rica en fibra y si consumes una o dos cucharadas con el estómago vacío será mejor que tengas un baño relativamente cerca para evitar un accidente. Intenta consumirla tras haber comido si no quieres terminar en el inodoro.

Acidez

Si consumes semilla de moringa en exceso o mal preparada puedes llegar a sentir la sensación de acidez estomacal. Para evitar este inconveniente, mézclala con algo espeso o ingiere con un poco de comida.

Pérdida de sueño

La moringa gracias a sus propiedades te proporcionará energía, pero a su vez, puede provocar la pérdida del sueño, lo que puede ser contraproducente si se consume en la noche, ya que, probablemente no lograrás dormir. 

Náuseas

El consumo desmedido de la moringa puede provocar náuseas, sobre todo si eres una persona de estómago delicado, de presentar este síntoma debes parar de consumirla y redistribuir la ingesta de la misma.

Hipoglucémico

La moringa puede reducir los niveles de azúcar en la sangre y, si bien es cierto, hay quienes sacan provecho de esto, hay que tener preocupación al consumirla, sobre todo si quieres añadirla a tu dieta y consumirla de manera constante. Puedes optar por medir tus niveles de azúcar cada cierto periodo de tiempo.

La moringa durante el embarazo

Pese a sus grandes cantidades de nutrientes y efectos positivos en el cuerpo, es recomendado suspender la ingesta de semillas de moringa durante el embarazo o el período de lactancia. La moringa puede producir contracciones uterinas y aumentar el riesgo de un aborto involuntario.

Durante el período de lactancia tampoco es recomendada su ingesta, ya que no se sabe a ciencia cierta si es beneficioso para el bebé. La moringa es rica en Vitamina A, pero este nutriente, si bien es indispensable para el cuerpo humano, su consumo en exceso está contraindicado durante el periodo de gestación.

Por último, si vas a empezar a consumir moringa es necesario que, junto a un médico especialista, acuerden una ingesta que no exceda los límites para que no sea contraproducente, acuerden un período de consumo y una dosis adecuada de acuerdo a tus requerimientos y estado de salud. 

Continúa leyendo sobre el té de ruda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.