Causas de la Independencia de México

Causas de la Independencia de México

México fue una colonia de España hasta que Hernán Cortés, junto con un ejército de españoles, oprimió y diezmó al Imperio Azteca en el año 1521. A partir de allí la población de esta nación estuvo sujeta al yugo español por más de tres siglos. Para saber exactamente cómo consiguieron su libertad es importante entender las causas de la independencia de México y esta publicación te llevará a conocer el impulso que llevó a esta nación y su pueblo a luchar.

Como la mayoría de las naciones en Latinoamérica que iniciaron movimientos políticos y sociales en pro de la independencia del dominio español, México, quien en ese entonces era un  territorio que formaba parte del Virreinato de Nueva España, se sumó a la lucha con el fin de liberar todo su territorio y su gente. Este proceso duró alrededor de 11 años iniciando en 1810 hasta 1821.

Las 9 causas de la independencia de México 

Los temas relacionados a la política, la economía y lo social fueron un engranado discordante de los ciudadanos de México durante la administración de este territorio por el Reino de España, que trajo consigo una lucha armada casi interminable de un poco más de una década. Esta lucha se derivó de 9 causas con aspectos internos y externos, que de cierto modo influyó a este territorio y su gente. A continuación se detallan cada una:

Desigualdad Social

Para esos tiempos, la desigualdad social y económica era muy notoria entre los criollos y los españoles que residían en la Nueva España. Los criollos no tenían opción de aspirar a los cargos claves gubernamentales, la obtención de concesiones comerciales y monopolios, los cuales para ellos estaban vetados.

Causas de la Independencia de México

Todo este desplazamiento lo sintieron como una humillación y un abuso de poder, por lo que terminó transformándose en una aversión hacia los españoles. En el caso de los nativos indígenas, ellos pasaban por una situación más menoscabada que la de los criollos; prácticamente eran obligados a participar en dificultosos y explotadores trabajos en minas y campos, los cuales eran su única fuente de ingreso.

A eso se le sumaba el contagio de graves enfermedades traídas por los peninsulares que había afectado su población, además de la aniquilación de una parte de esta hacía tiempo atrás durante la conquista del territorio.

El valor de su vida era considerada inferior a la de un animal y los españoles eran dueños de ellas, por lo que sobrellevaron durante mucho tiempo una vida llena de violencia y desprecio. Y esto fue el detonante para exigir justicia, libertad e igualdad.

Nacionalismo

Se emana un pensamiento de nacionalismo por parte de los criollos, donde se divulga la desaprobación del estado absolutista español y el poder de la iglesia, además de respaldar y promover la libertad ideológica. En esa alocución se disienten sobre la inquisición, añoran su pasado y enaltecen las virtudes de la cultura americana antes de la llegada de los colonos, donde afirman que ellos son herederos y protectores de ese legado.

Además querían crear una nueva imagen de la Nueva España y se autodenominan los “ilustrados”. Finalmente sembraron el culto a la Virgen de Guadalupe como forma de identidad nacional.

Reformas Borbónicas

La implementación de estas reformas en la segunda mitad del siglo XVIII, aumentaron el descontento e infortunio de la sociedad de Nueva España, principalmente de la clase criolla. Estas reformas favorecieron el sometimiento de la colonia por parte del Reino de España.

Con las reformas se intentó adjudicar la dirección política, administrativa y económica del reino, a través de una organización que introdujo nuevos funcionarios, desplazando a los criollos de estos puestos. Se eliminaron instituciones y privilegios, y se redujeron los poderes privados. 

En relación a lo económico, se incrementó el salario de los funcionarios de la corona y se inició un control comercial completo, además de establecerse un sistema de monopolios comerciales a pequeños y medianos, afectando a los productores, comerciantes y artesanos.

Golpe contra el Virrey José de Iturrigaray

Luego de que Carlos IV adjudicara su corona a favor de Napoleón Bonaparte, este casi de inmediato se la otorga a su hermano José Bonaparte, a partir de allí se establecieron movimientos a través de juntas para buscar derrocar al monarca Francés.

La noticia generó incertidumbre en Nueva España, ya que no estaban seguros de reconocer a este personaje como el líder legítimo de la colonia. El virrey José de Iturrigaray acepta, junto con los criollos, la creación de una junta directiva de gobierno (acción que escondía un movimiento independentista).

Sin embargo, los españoles residentes en la colonia tomaron el mando por temor a las consecuencias que pudieran tener los criollos estando en cargos de poder. Tras este suceso, un gobernante español conocido como Pedro de Garibay fue puesto al frente de la colonia contra la voluntad de los criollos.

Pensamiento ideológico: Ilustración

En Europa se comenzó a conocer una corriente ideológica llamada “Ilustración”, que promovía la búsqueda de la libertad e igualdad de los hombres. Esto abrió paso al progreso, la ciencia y la tecnología haciendo énfasis en la libertad de pensamiento individual.  

Con esta corriente, los individuos empezaron a cuestionar y dudar sobre el poder de la Iglesia y de los gobernantes absolutos como los reyes. A través de ese cuestionamiento, se creó una nueva noción política donde el contrato social, la igualdad, el progreso y la democracia estaba al alcance de todos los hombres. Aquí es donde nace la doctrina liberal.

Este pensamiento para los criollos les permitió cortar finalmente con el sistema de casta que los limitaba a determinadas actividades, a un determinado sector social y al desarrollo personal y progreso económico. Además, reforzó la certeza de que el poder no era de origen divino sino humano, reduciendo así la importancia de la corona y pudiendo elegir una nueva forma de gobierno.

Independencia de los Estados Unidos

La democracia y el progreso que aparecen en la nueva nación que se fundó en los Estados Unidos de América, producto de su independencia de las colonias británicas en 1776, deslumbró en los criollos un objetivo a cumplir para su futura nueva nación.

Revolución Francesa

Los movimientos de la revolución francesa que derrotó a la corona y nobleza, haciendo realidad sus ideales de libertad, hermandad e igualdad entre las personas, trajo consigo la formación de una nueva república que proclamó los derechos de todos los ciudadanos en 1789. Esto fue un aire más de esperanza e ilusión para el espíritu de los criollos.

Revolución Industrial

En Europa se suscitó una nueva revolución moderna y tecnológica que de alguna manera afectó a la clase criolla de la Nueva España, porque además de imponer unas maquinarias sobre el trabajo artesanal, se destacó la creación de una nueva clase social: la burguesía capitalista.

Napoleón Bonaparte invade España

A través de este acontecimiento, los criollos vieron la oportunidad de conseguir su emancipación de la corona española. El debilitamiento de esta monarquía suscitó la independencia de varias colonias españolas en América.

Así que, aprovechando que el rey español y su hijo estaban detenidos y que estos habían entregado el poder al invasor francés, el pueblo español no le otorgó el reconocimiento a este gobernante no legítimo. La soberanía regresó al pueblo que tenía que buscar la manera de cómo gobernarse.

Continúa leyendo sobre las leyendas cortas más populares de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.