¿Cómo funciona el CBD?

Funcionamiento del CBD

Mientras que el CBD sigue aumentando su popularidad en todo el mundo, la ciencia sigue haciendo nuevos descubrimientos sobre cómo este compuesto interactúa con el cuerpo humano. Un pequeño pero creciente cuerpo de evidencia científica indica que el CBD tiene numerosos beneficios potenciales para la salud y ofrece apoyo a las personas con una serie de condiciones médicas. Pero, ¿cómo funciona el CBD para proporcionar estos beneficios?

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol (CBD) es un compuesto no tóxico que se encuentra en relativa abundancia en la planta del cáñamo (Cannabis sativa). Es el principal ingrediente activo de los productos a base de cáñamo, incluidos los aceites de CBD, los comestibles, los tópicos, las cápsulas y los vapes.

El CBD ha sido utilizado por los humanos durante miles de años por sus diversas propiedades terapéuticas. A diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), que es el principal compuesto embriagador del cannabis, el CBD no provoca el “subidón” del usuario ni causa adicción, por lo que su consumo es totalmente seguro.

¿Cómo funciona el CBD?

El CBD funciona al interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo (SEC). El SEC es una compleja red de señalización celular de endocannabinoides, receptores cannabinoides y enzimas que se encuentran en todo el cuerpo. Regula muchas funciones vitales, como el sueño, el estado de ánimo, el dolor y el apetito, y ayuda a mantener un estado estable dentro del cuerpo (también llamado homeostasis).

Aceites de CBD

Exploremos los componentes clave del SEC con más detalle:

  1. Los endocannabinoides (“cannabinoides endógenos”) son moléculas producidas por el cuerpo que regulan muchas funciones neuronales. Estos mensajeros químicos se unen a los receptores cannabinoides y envían una señal al SCE cuando éste debe actuar (por ejemplo, para aliviar el dolor o la inflamación). Los dos principales endocannabinoides son la anandamida (AEA), que afecta al sistema de recompensa del cerebro, y el 2-araquidonilglicerol (2-AG), que ayuda a regular el sistema circulatorio.
  1. Los endocannabinoides se unen a los receptores cannabinoides para modular diversas funciones neuronales y comportamientos. Los dos principales receptores de cannabinoides se conocen como CB1 y CB2: los receptores CB1 se localizan principalmente en el cerebro y el sistema nervioso central, mientras que los receptores CB2 se encuentran principalmente en el sistema inmunitario y los órganos periféricos.
  1. Las enzimas descomponen los endocannabinoides una vez que han cumplido su función. Las dos principales enzimas implicadas en este proceso son la amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), que descompone la AEA, y la monoacilglicerol lipasa, que descompone el 2-AG.

Mientras que los cannabinoides como el CBN se unen directamente a los receptores cannabinoides para regular los procesos corporales, se cree que el CBD se une débilmente a los receptores CB y afecta al cuerpo de forma indirecta. Por ejemplo, el CBD impide que la enzima FAAH descomponga endocannabinoides como la anandamida, aumentando así las concentraciones de endocannabinoides y permitiendo que tengan un mayor efecto en el cuerpo.

Además, cuando el CBD se consume junto con cantidades rastreables del cannabinoide intoxicante THC, la presencia prolongada de endocannabinoides como la anandamida puede impedir a su vez que el THC se una a los receptores CB del cerebro y produzca un “subidón”. De este modo, el CBD también puede contrarrestar indirectamente los efectos embriagadores del THC.

¿Cuáles son los efectos del CBD?

Como se ha mencionado anteriormente, numerosos estudios han demostrado que el CBD ofrece una amplia gama de posibles beneficios para la salud. Exploremos algunas de las pruebas:

Estrés y ansiedad

Muchos estudios sugieren que el CBD puede apoyar la salud mental. Por ejemplo, un estudio de 2019 midió los niveles de ansiedad de 57 hombres antes de un evento para hablar en público, a los que se les había administrado aceite de CBD (100 mg, 300 mg o 600 mg) o un placebo. Los resultados mostraron que los hombres a los que se les dio la dosis de 300mg de CBD mostraron menos síntomas de ansiedad que los que recibieron un placebo o la dosis de 100mg.

Algunos estudios con animales también han demostrado que el CBD puede tener importantes efectos ansiolíticos (que alivian la ansiedad), como resultado de su interacción con los receptores y las sustancias químicas del cerebro.

Además, un estudio publicado en 2015 sugirió que el CBD tiene un potencial significativo en el tratamiento de la epilepsia, que a veces se desarrolla en respuesta al estrés y se desencadena por él.

Inflamación y dolor

Muchos estudios, sobre todo con animales, han demostrado que el CBD podría ayudar a tratar problemas de salud como el dolor crónico y la inflamación, al influir en la actividad de los receptores endocannabinoides e interactuar con los neurotransmisores.

Un estudio en animales reveló que la aplicación de crema de CBD en las articulaciones de las ratas tenía el potencial de reducir la inflamación y mejorar la postura de las extremidades. Otro estudio descubrió que el dolor podía ayudar a las ratas con osteoartritis, bloqueando el dolor articular de forma dependiente de la dosis y previniendo cualquier daño nervioso futuro y el dolor relacionado en las articulaciones artríticas.

Sueño

Los estudios han demostrado que el CBD puede ayudar a conciliar el sueño. Una de las formas en que lo hace es influyendo en la cantidad de adenosina producida por el cuerpo. La adenosina es un compuesto que regula la sensación de cansancio: los niveles altos de adenosina nos ayudan a conciliar el sueño, y los niveles bajos nos ayudan a mantenernos despiertos. El CBD no aumenta los niveles de adenosina, sino que ayuda a regularlos para que coincidan con el ritmo circadiano del cuerpo, favoreciendo así los patrones normales de sueño.

Además, los estudios que investigan la relación entre el CBD y la mejora del sueño destacan cómo el CBD interactúa con los receptores de GABA y serotonina en el cerebro para promover la relajación y el sueño. El GABA es el principal neurotransmisor inhibidor de nuestro cuerpo que ayuda a calmar la actividad cerebral excesiva y a favorecer la relajación. La serotonina es una sustancia química que ayuda a reducir la ansiedad y a mejorar el estado de ánimo, y ambas cosas promueven un mejor sueño.

¿Por qué elegir Naturecan?

Naturecan ofrece una amplia y exclusiva gama de productos de CBD de calidad. Con sitios web en más de 30 países de todo el mundo, utilizamos nuestro alcance global para ofrecer los beneficios del CBD para la salud a una creciente base de clientes.

Naturecan

Todos los productos de Naturecan se crean utilizando tecnología líder en la industria y se someten a rigurosas prácticas de prueba con terceros para garantizar la calidad del producto, la seguridad del cliente y la transparencia de la cadena de suministro.

Nuestro aceite de CBD es un destilado de amplio espectro, con niveles no detectables de THC y alta biodisponibilidad, lo que lo convierte en el aceite más seguro y puro del mercado. Procede exclusivamente de plantas de cáñamo cultivadas en EE.UU., lo que significa que nunca utilizamos aislados ni ningún material sintético fabricado por el hombre, y sólo utilizamos CBD natural de origen vegetal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.