¿Cómo limpiar zapatos de ante?

Cómo limpiar zapatos de ante

El ante es un tipo de cuero muy delicado con el que se elaboran muchas piezas en la industria de la moda, sin embargo, es muy frecuente encontrarlo en el calzado. Ya sea en forma de botines, zapatillas o botas altas, tienes que mantener esta pieza básica en tu armario, ¡así que debes aprender a limpiar zapatos de ante para que luzcan siempre como nuevos!

La gamuza o ante se mantiene como centro de atención de las tendencias con mucha frecuencia, así que es importante tener este estilo básico entre nuestras pertenencias. Pero, ciertamente aún cuando luces como una estrella en este hermoso calzado, cuidarlas y mantenerlas intactas para muchos es una tortura.

El por qué es muy simple, el ante puede derivarse de cualquier tipo de piel animal que se utilice en la producción de cuero normal, su principal diferencia con respecto a otros tipos de cuero es que proviene de la parte inferior de la piel de estos y es suave, peluda y hasta hoy, muy difícil de cuidar.

¿Qué es el ante?

Conocido también como gamuza o suelde, el ante es un material que a diferencia de la mayoría de los cueros que se derivan de la parte superior de la piel de los animales, este es la parte inferior suave y peluda de la piel. Tiene un aspecto único entre los tipos de piel y se elabora volteando el cuero al revés para que este lado difuso quede boca arriba.

Cómo limpiar zapatos de ante

La gamuza no viene en colores como el verde o el azul, al menos no de forma natural, pero es un producto fino, apreciado por su calidad, apariencia y tacto. Proviene comúnmente de ovejas, pero también de ciervos, cabras y terneros. Las pieles más gruesas tienen esa misma textura suave, pero son más peludas.

¿Cómo limpiar zapatos de ante?

Limpiar un zapato de ante puede ser una amargura, porque si lo haces mal podrías deteriorar tu amado calzado, pero bien hecha le aseguramos que lucirán esplendorosos y permanecerán perfectos por un largo tiempo, así que con algunos de los siguientes consejos y trucos podrás disfrutar de un calzado de ante impecable y mucho más fácil de lo que piensas:

1- Papel arrugado dentro del zapato antes de limpiar

Este es el primer paso antes de comenzar la limpieza de tus zapatos de ante. Ayuda a mantener la forma natural del zapato mientras trabajas en ellos y da firmeza al material que naturalmente es flexible facilitando la limpieza sobre todo si hay manchas rebeldes. 

2- Cepillo para limpiar la gamuza.

Lo primero es invertir en un buen cepillo para limpiar la gamuza, en Amazon hay algunos muy buenos y económicos. Ciertamente puedes limpiar los zapatos de ante sin él, pero utilizarlo es la mejor forma de conservar en buen estado el material. Sin embargo, si estás en apuros y no tienes a la mano el cepillo de limpieza adecuado, puedes utilizar un cepillo de dientes viejo o cualquier tipo de cepillo de cerdas suaves.

Es importante que al limpiar con el cepillo te asegures de cepillar sólo en la dirección de las fibras. También es importante chequear que tanto el cepillo como el calzado estén completamente secos cuando los cepille, pues incluso un poco de humedad puede dejar una marca permanente en la gamuza.

3- Suciedad realmente dura, usa vinagre blanco o alcohol isopropílico

Si tienes manchas muy difíciles en el calzado, vierte un poco de vinagre o alcohol en un paño color claro y limpia con delicadeza las áreas afectadas, aplicando primero en las zonas más sucias y luego déjalo secar. Finalmente, con el cepillo para gamuza, termina de eliminar esas manchas rebeldes. A diferencia del agua, el vinagre y el alcohol isopropílico no manchan la gamuza y realza el color.

4- Elimina las manchas con una goma de borrar

Ocurre que aún cuando limpiamos y cepillamos los zapatos, no podemos eliminar todas las marcas. Si notas que algunas persisten, consigue un borrador de gamuza, es un producto económico y fácil de encontrar en Amazon. Sólo debes frotar sobre la mancha que aún prevalece, aplicando un poco de presión mientras lo haces y aumentando según sea necesario cuando estas son muy difíciles.

5- Frota la superficie de los zapatos con una toalla limpia

Después de eliminar el exceso de suciedad con el práctico cepillo para limpiar el zapato de ante, frota suavemente los zapatos con una toalla de baño limpia y seca, esto permite eliminar las capas imperceptibles de polvo y otras suciedades. Recuerda pasar el paño en dirección de la veta y evita los movimientos vigorosos hacia adelante y hacia atrás.

Manchas rebeldes

Las manchas difíciles de eliminar pueden ser un gran dolor de cabeza cuando se trata de zapatos elaborados en ante, así que te dejamos algunas recomendaciones para eliminar aquellas que son más frecuentes: 

Agua

Este es un caso en el que debemos combatir las manchas de agua, con agua. Es muy sencillo, usa un cepillo húmedo para frotar con suavidad la marca, luego retira el exceso de líquido con una servilleta. Debes dejarlo secar durante toda la noche y evita a toda costa secar rápidamente el artículo, sobre todo si la alternativa es exponerlo a la luz solar directa, esta opción puede perjudicar el color.

Aceite o grasa

Nuestra recomendación es espolvorear la mancha de grasa con maicena, con la intención de absorber el aceite. Es importante que coloques el producto, lo dejes reposar durante la noche y luego con el cepillo retires el polvo por la mañana. Posiblemente requieras humedecer la zona ligeramente con un poco de vinagre y luego pasar el cepillo de gamuza para terminar de retirarla.

Barro

Esta mancha no es tan complicada como parece, primero debes dejar que la tierra se seque antes de limpiar el calzado. Una vez seca, trata de romperlo en trozos, sin brusquedad, luego utiliza el cepillo para deshacerte de los pedazos de suciedad más pequeños.

Cera o goma de mascar

Este tipo de suciedad suele ser una gran preocupación, si tu zapato aparece repentinamente con una goma de mascar o cera no es el fin del mundo, evita ante todo frotarla, aplastarla o cualquier otra acción que la adhiera mucho más a la superficie. Pon tu producto en el congelador para endurecer la cera o la goma de mascar y luego rómpelo en trozos para eliminarlo.

Tinta

Esta puede ser un poco problemática, el consejo que te ofrecemos es tratar de absorber con una toalla de papel parte de la tinta si aún está húmeda para quitar el exceso, si por el contrario se ha endurecido, la técnica es la misma, pero debes tener mucha más paciencia. Moja un paño en alcohol isopropílico y frota para tratar de quitar la mancha. Es posible que también debas utilizar el borrador especial de gamuza.

Descubre un poco más sobre las cremas antiarrugas para hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.