Mascarilla de café casera para eliminar el acné

Mascarilla de café casera para eliminar el acné

Para usos cosméticos, la mascarilla de café casera es una poderosa arma para combatir el acné y para la protección de la piel. El café es considerado uno de los ingredientes orgánicos más efectivos para el cuidado de la dermis gracias a los beneficios que sus componentes aportan al cutis.

El café no sólo es maravilloso para la salud en forma de bebida, su uso en la piel es seguro y puede ser aplicada en todo tipo de pieles. Gracias a sus propiedades orgánicas, al aplicar esta mascarilla la piel no corre los mismos riesgos que al aplicar mascarillas procesadas por fórmulas y químicos.

Hoy queremos que te sientas más seguro y protegido con tu piel, además que estés libre de acné, por eso te ofrecemos más información sobre esta mascarilla que no puede faltar en tus rutinas de belleza y cuidado.

Beneficios de la mascarilla de café

Una mascarilla casera a base de café, por sus propiedades astringentes y exfoliantes, ayudan a desvanecer la aparición de manchas en la piel y abre los poros en el rostro, lo que disminuye la presencia de puntos negros. Además, desechan las grasas que se asientan en la piel, el exceso de sebo y de células dérmicas muertas formadas por las bacterias, las principales causas de acné en el rostro.

Mascarilla de café casera para eliminar el acné

La cafeína, como principal propiedad del café, mejora la circulación de la sangre al ayudar a dilatar los vasos sanguíneos, evitando la formación de protuberancias en la piel, ya sea en forma de bolsas debajo de los ojos, marcas de venas. Asimismo, reduce la aparición de arrugas y espinillas. Por otro lado están sus antioxidantes, que al hacer contacto con la piel atacan a los agentes externos que puedan dañar la dermis a nivel celular.

Otro beneficio de la mascarilla de café casera es que es que, por ser rico en polifenoles, un tipo de antioxidantes, protege la piel de los rayos UVA y elimina del rostro las células muertas que dejan estos rayos, así como los daños que los mismos proporcionan a la piel, como manchas, ronchas y quemaduras.

La cafeína al ser aplicada en el rostro, al igual que cuando es consumida como bebida, ayuda a las personas a despejarse, así que la aplicación de la mascarilla en las mañanas podría ser una buena opción para empezar el día de forma activa y relajada. Además, no necesitas tener mucho tiempo.

¿Cómo se prepara y aplica la mascarilla de café casera?

Para la preparación de la mascarilla de café casera, es importante evitar el café procesado, por la cantidad de ingredientes adicionales que posee y pueden perjudicar la piel. Lo mejor es aplicarse la mascarilla con granos molidos, que además de ser orgánicos y naturales, permiten que la piel absorba mejor las propiedades del café.

La mascarilla no requiere mucho tiempo de preparación, 5 minutos podrían ser suficientes. Un amante del café en las mañanas, puede darles un segundo uso a los granos sobrantes de su preparación y guardarlos, así además de ganar tiempo cuando te vayas a aplicar la mascarilla, ayudas al medio ambiente.

Una vez que se tienen los granos molidos en temperatura ambiente o fría, se vierten en un pequeño recipiente, bowl o taza y se revuelve hasta formar una pasta. Si es necesario, agrega un ingrediente extra que también pueda proporcionar a la piel beneficios y la protección necesaria.

Antes de aplicarla, es necesario lavarse la cara con agua para retirar los excesos de grasa, sudor o partículas que estén en el rostro. Mejores resultados se obtienen si el lavado es con agua caliente, para que esta pueda abrir los poros y la mascarilla pueda realizar una limpieza más profunda en la piel.

Luego, seca tu rostro con una toalla limpia y aplica la mascarilla frotando sutilmente el rostro y el cuello, es recomendable que los movimientos sean circulares de abajo hacia arriba para fomentar la circulación de la sangre. Dejarla reposar de 10 a 15 minutos. Posteriormente, retírala con agua tibia y una toalla limpia.

Mascarillas de café caseras efectivas contra el acné

A continuación dejaremos algunas de las mascarillas de café que puedes aplicar en tu rostro:

Mascarilla de café con cúrcuma

Ingredientes:

1 cucharada de café molido

1 cucharada de cúrcuma

Para las personas con piel grasosa y propensa al acné, la vitamina C que compone la cúrcuma junto al café, es la mascarilla idónea. Le proporcionan a la piel firmeza y suavidad al restaurar su colágeno, penetrando los puntos negros y las manchas en la piel.

Aplicación:

Mezcla los dos ingredientes hasta que ambos estén integrados en una pasta, si quieres una mezcla más suave, puedes agregar yogurt, esto hará que ambos ingredientes se acoplen a la perfección. Aplícala en las zonas donde se perciban las marcas de acné y las espinillas y déjala efectuar en tu rostro por 20 minutos. Para retirarla, enjuaga durante dos minutos para remover la suciedad y las células muertas de la piel.

Mascarilla de Café y Miel

Ingredientes:

1 cucharada de café molido.

1 cucharada de miel.

1 cucharada de yogurt.

La miel posee propiedades antibacteriales, que junto a las propiedades exfoliantes del café pueden ayudar a exfoliar las células muertas a profundidad para combatir los brotes de acné. Además, la miel humecta y nutre la piel, regenerando las células de la piel, proporcionando brillo y lucidez en el rostro. Al agregar los componentes antioxidantes del yogurt se puede retrasar la presencia de arrugas y la elasticidad de la piel.

Aplicación:

Mezclar los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Luego, aplicarla de forma circular en las áreas afectadas y dejarla reposar en el rostro durante 20 minutos. Para retirar la mascarilla, enjuaga la cara con abundante agua en temperatura ambiente.

Mascarilla de café y leche

Ingredientes:

1 cucharada de café molido

1 cucharada de leche

La eficiencia de las propiedades cicatrizantes de la leche aumenta con la presencia del café. Esta mezcla además de curar el acné, ayuda a remover las manchas de la piel, los enrojecimientos producidos por los rayos UV, reducirá la inflamación de la piel y dejará un cutis limpio, suave y terso.

Aplicación:

Mezcla los ingredientes hasta tener una pasta untable y déjala reposar de 3 a 5 minutos antes del uso para que ambos componentes se acoplen. Aplica la mascarilla en tu rostro masajeando suavemente, déjala secar en un tiempo entre 15 y 20 minutos y retírala con abundante agua fría.

Continúa descubriendo más tipos de mascarillas caseras para aclarar la piel de la cara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.