Recetas de pavo fáciles de preparar para el Thanksgiving Day

Recetas de pavo fáciles de preparar para el Thanksgiving Day

La cena de Acción de Gracias es quizás la comida más importante del año y es muy conocida por su abundancia. La mesa se viste de gala y nos reunimos para compartir ricos platillos, sin embargo, la estrella del día es el pavo. Generalmente horneado, esta ave pasó a ser imprescindible en la mesa, su carne es muy sana y versátil, por lo que puedes recurrir a recetas de pavo fáciles, sabrosas y muy creativas.

Un buen trozo de carne de pavo acompañado de un delicioso puré de papas, judías verdes y otros vegetales al vapor, salsa de arándano, mazorcas o panecillos de maíz y batatas caramelizadas, son sin lugar a dudas la antesala perfecta para un rico postre de Acción de Gracias y tener así una velada perfecta en compañía de las personas importantes para ti.

Las recetas de pavo fáciles para elaborar son las protagonistas del espectáculo ese tercer jueves de noviembre, sin dejar de cumplir con la tradición culinaria de emplear los ingredientes tradicionales de los pueblos originarios de las tierras americanas, puedes facilitar tu jornada con algo práctico, pero lleno de sabor que sorprenderá a todos.

Recetas de pavo fáciles para el Thanksgiving Day

Es un día donde hay mucho por hacer, pero no se considera el día del pavo por nada, si bien a todos les encanta una variedad completa de puré de papas y otras deliciosas guarniciones, el ave es realmente el plato esperado. Te recomendamos seleccionar una receta fácil si tienes muchas cosas por hacer o no eres un maestro de la cocina.

Recetas de pavo fáciles de preparar para el Thanksgiving Day

Así que reunimos para ti, algunas de las mejores recetas de pavo muy fáciles para el Thanksgiving Day, que cautivarán el gusto de los paladares más exigentes y que están de acuerdo al nivel de experiencia de cualquier cocinero. Seas un principiante que busques la simplicidad o un veterano que desea exhibir sus mejores cualidades en la cena de Acción de Gracias, aquí encontrarás muy buenas opciones.

Pavo asado con romero y naranja

Si estás buscando algo fácil de hacer, hermoso y tradicional, esta es la receta. La piel es crujiente, la carne jugosa y las guarniciones de naranjas y romero son sobrias pero atractivas, es una receta simple y sin complicaciones, pero está llena de sabor de temporada. El pavo después de descongelado y limpio de menudencias, debe ser aliñado en una bandeja con ramitas de romero, aceite de oliva y sal kosher.

Hornea con dos tazas generosas de caldo de pollo, cebollas en cuartos, zanahoria en trozos, una cabeza de ajo cortada a la mitad transversalmente y dos tallos de apio cortados de dos pulgadas.

Hornea durante tres horas, es importante cubrir el pavo con papel de aluminio y controlar muy bien que el caldo no se seque, destapar luego de dos horas y media para que la carne se dore. Para servir, sólo debes cortar el pavo y decorar con romero y naranjas. 

Pavo Frito

Es una opción muy diferente, pero la indicada si lo que deseas es alejarte del horno, el ave puede quedar jugosa y crujiente si lo aliñas con anticipación. Utiliza sal kosher, pimentón ahumado, ajo y cebolla en polvo, pimienta molida fresca, pimienta de cayena y pavo fresco.

Mezcla las especies en un envase, retira las menudencias, el cuello del pavo y limpia bien la cavidad. Es importante secar el pavo con toallas de papel, luego aflojar y levantar la piel del pavo con los dedos sin despegarla totalmente, extiende generosamente el condimento debajo de la piel.

Coloca la piel en su lugar con cuidado y si deseas asegura con palillos de madera, espolvorea y frota el condimento restante dentro de la cavidad y por fuera del pavo. Inyecta leche y vino blanco en diferentes lugares del ave para dar más sabor. La carne debe reposar en el condimento al menos veinte minutos a temperatura ambiente, mientras el aceite de maní para freírlo se calienta. 

Es importante colocar el ave en una freidora o cacerola profunda, el aceite de maní debe cubrirlo totalmente y cocinar a fuego medio-bajo, por tres minutos cada medio kilo de pavo, recuerda tapar la cacerola porque el aceite salta. Una vez listo, retira el pavo del aceite, deja escurrir y reposar antes de cortar, pero evita que se enfríe.

Pavo Asado Cajún

Lleva el calor a la mesa con este plato picante, que tiene toques de pimentón y pimienta de cayena. El paso más importante para esta receta de pavo cajún es mezclar las especias con la mantequilla hasta que estén bien combinadas y frotarlas muy bien por todas las cavidades. El pimentón es lo que le da a esta mezcla de especias ese color rojo característico, mientras que la pimienta de cayena agrega el picor, así que no te pueden faltar ninguna de las dos.

Los ingredientes para la mezcla que debes untar al pavo cajún son: mantequilla sin sal ablandada, sal kosher, ajo y cebolla en polvo, pimentón molido, pimienta negra molida y pimienta de cayena, orégano y tomillo seco. El pavo se hornea con ocho tazas de caldo de pollo durante tres horas, cuidando de que el caldo no se seque en su totalidad.

Muslo de pavo con almendras

Esta receta se cocina en la estufa, primero se limpian muy bien los muslos de pavo, retirando la piel y luego salpimientas. En una cazuela sofríe con aceite de oliva los muslos, mientras cortas cebolla morada en juliana y pelas y cortas en láminas el ajo, que agregarás a los muslos cuando tengan un poco de color dorado.  

A fuego medio-bajo sigue sofriendo los muslos de pavo hasta que la cebolla esté a punto de caramelizar, no permitas que se quemen. Luego coloca las almendras cortadas en cubitos, el cardamomo, la pimienta negra y una cantidad generosa de vino blanco que suele dar ese toque fuerte de sabor.

Es importante que des vueltas a los muslos constantemente para que no se quemen, cuando se evapore el vino, agrega el caldo de vegetales en una cantidad suficiente para cubrirlos y cocina a fuego lento con la cacerola tapada hasta que el pavo esté tierno, eso puede tardar unos 30 a 45 minutos. Si el pavo está listo y queda mucho caldo, destapa la cacerola y cocina a fuego bajo hasta que el mismo se reduzca y quede con poca salsa.

Tiras de pavo fritas

Si eres de las personas que le gusta innovar y para esta cena quieres servir pavo de una manera muy diferente, es posible que esta receta sea la tuya. Las tiras de pavo fritas, suenan un poco informal frente al acostumbrado pavo al horno, pero si se trata de creatividad y sabor, son excelentes. Para esto necesitas pechuga de pavo que cortarás en tiras y aliñarás con ajo, cebolla y pimentón molido a tu gusto, sal y aceite de oliva.

Te recomiendo dejarlas de un día para otro en el refrigerador, la carne absorberá mejor los sabores. Coloca las tiras en una bolsa de plástico donde añadirás harina de trigo y si consideras que hace falta un poco de sal. Agita muy bien la bolsa, eso permitirá que las tiras queden bien cubiertas de los ingredientes, luego sólo debes freír en aceite de oliva bien caliente para que queden crujientes.

Recuerda que todos los platillos requieren de cierta dedicación, compra los ingredientes con anticipación para que ese día sólo te centres en la preparación y no exista ninguna causa para estresarte. Es un día para compartir y disfrutar, pon cariño a tu platillo y a pasarla muy bien junto a tus seres queridos.

Conoce más sobre los beneficios del té de ruda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.