Mesoamérica: características y culturas

Mesoamérica: características y culturas

Mesoamérica se considera una de las seis regiones más importantes en el aspecto cultural del período prehispánico. Aquí se formaron grandes civilizaciones como los Olmecas, Mayas, Zapotecas, Mixtecas, Toltecas, Aztecas y Teotihuacanos, entre otras. Estas etnias realizaron grandes inventos y aportes.

Dejaron grandes avances en el aspecto agrícola, cultural, en la escritura, astrología, los calendarios y en arquitectura. En este artículo te presentamos los avances logrados por las diferentes civilizaciones mesoamericanas, sus características y aspectos más resaltantes.

Civilizaciones mesoamericanas

Las civilizaciones mesoamericanas, son las culturas que existieron en el período precolombino. Es decir, en esa etapa histórica que comprende desde la llegada de las primeras civilizaciones hasta la instauración del dominio cultural y político de los europeos sobre los pueblos indígenas, gracias al descubrimiento realizado por Colón en 1492.

Estas regiones son lo que hoy se conoce como el centro-sur de México, Nicaragua, Costa Rica, Honduras, Belice, El Salvador y Guatemala. De aquí el nombre de mesoamérica, que deriva del griego medio, lo que hace referencia a Centroamérica. Las diferentes civilizaciones que se desarrollaron durante este período dejaron un legado cargado de avances muy valiosos en variados aspectos.

Podemos mencionar que la historia de las civilizaciones mesoamericanas se divide en tres grandes períodos, los cuales son:

Período Preclásico: comprende desde el 2500 a.C hasta 200 d.C., considerándose desde los primeros vestigios de la fabricación de la cerámica. Este período a su vez se subdivide en Pre-clásico Temprano, donde se produjeron los primeros asentamientos en los que se inició la práctica de la agricultura, la caza y recolección, en Pre-clásico Medio y Pre-clásico Tardío.

En cuanto al período Preclásico Medio, estuvo marcado por el comienzo de las labores de intercambio, lo que hizo que algunas aldeas encontraran más desarrollo que otras y es aquí donde los Olmecas fueron grandes precursores. Por su parte en el período Preclásico Tardío, estuvo caracterizado por la decadencia de la civilización Olmeca y la trascendencia de su cultura a otras etnias. También se lograron sistemas exitosos de regadío.

Período Clásico: durante este período se logran desarrollar grandes urbes, gracias a la evolución de la arquitectura por lo que se realizan centros urbanos y monumentos religiosos de gran envergadura. Crecen de forma notable las redes de intercambio comercial. Esta etapa abarca desde el año 200 hasta el 900 d.C.

Período Posclásico: se extiende desde el 900 hasta 1624 d.C, que termina por declinar gracias a la conquista de los españoles. En esta etapa se lograron grandes avances culturales, se desarrolló el conocimiento matemático, se logró un importante avance en la escritura, así como en el conocimiento astrológico y la arquitectura. Para el año 1521, los españoles terminan por vencer a la última cultura que había sobrevivido que fue la etnia Azcapotzalco.

Características de las civilizaciones de mesoamérica

Las primeras civilizaciones mesoamericanas se establecieron en lo que se conoce como el centro norte del Continente americano, es decir, en el territorio que hoy se denomina como centro-sur de México, Nicaragua, Costa Rica, el occidente de Honduras, Belice, El Salvador y Guatemala. En principio eran etnias nómadas que solo se dedicaban a la caza y la recolección, hasta que descubrieron las primeras formas de agricultura, lo cual los indujo a tener una vida sedentaria.

Estas civilizaciones se asentaron al sur del río Sinaloa y el río Pánuco Moctezuma, lo que privilegió la actividad agrícola. Su principal cultivo fue el maíz, que luego extendieron y perfeccionaron hacia otros rubros como la auyama, el ñame, batata, aguacate y frijol, siendo los Olmecas los pioneros en estas acciones. También desarrollaron técnicas para la elaboración de cerámicas, el arte y la arquitectura, así como la elaboración de herramientas líticas.

A partir de estos acontecimientos se convirtieron en sociedades complejas en las que se establecieron ciertas políticas orientadas al orden jerárquico dentro de la etnia, así como una casta elitesca, lo que hizo una división estricta de clases. Fueron capaces de desarrollar habilidades en cuanto a las matemáticas y la astrología, así como un sistema rudimentario de escritura, entre otras actividades.

Practicaban la medicina desde el ámbito espiritual o mágico, a través de los llamados Chamanes que eran los sacerdotes o curanderos de las comunidades. La otra forma era la naturalista que se fundamentaba en el uso de elementos que proveían la naturaleza en forma de medicina, así atendían diferentes afecciones, heridas, fracturas y hasta partos.

En cuanto a su sistema religioso, todas estas etnias eran politeístas, pues creían en la existencia de varios dioses. Eran representados por los elementos naturales (sol, luna, fuego, agua y algunos fenómenos como la lluvia y el viento, por tan solo nombrar algunos). Otra de las características de estas civilizaciones era que realizaban sacrificios humanos como tributo a sus dioses, lo cual era una forma de mantener el orden divino, así como renovar la energía cósmica.

Culturas mesoamericanas

A partir del período neolítico, las diversas civilizaciones que hacen vida en mesoamérica comienzan a desarrollar ciertas habilidades y a compartir conocimientos haciendo de esta una entidad cultural unificada. Las más representativas son la cultura Olmeca, la Maya, los Zapotecas, los Toltecas, la Teotihuacana y la Azteca, entre otras.

La Cultura Olmeca, sentó las bases para que otras etnias lograran el desarrollo, sobre todo en la civilización Azteca y Maya. Logró importantes avances en la escritura y la epigrafía, creó el calendario y el cero. Instauró el ritual del juego de pelota. En lo arquitectónico se destacaron por las cabezas gigantes.

En la cultura Maya se desarrollaron diversas áreas del saber, entre ellas las matemáticas, la astrología y la escritura. Crearon un sistema jeroglífico cuyos símbolos representaban sílabas y hasta palabras. En la astronomía crearon tablas con la posición lunar. Erigieron grandes monumentos en forma de pirámides.

Los Zapotecas desarrollaron un sistema complejo de escritura. En lo arquitectónico crearon tumbas magníficas. Asimismo, realizaron estadios para el conocido ritual del juego de pelota, así como valiosas piezas de orfebrería. En cuanto al aporte cultural de los Toltecas, su mayor influencia fue la arquitectura, debido a sus peculiares y célebres estatuas gigantes llamadas Atlantes.

La cultura Teotihuacana fue una de las más enigmáticas de las etnias mesoamericanas, pues desapareció mucho antes de la llegada de los españoles. Su monumento fue considerado como la piedra fundacional del universo, allí se encontró la mayor cantidad de centros ceremoniales destacando la Pirámide del Sol que es la tercera más grande del mundo.

En cuanto a la cultura Azteca, esta civilización llegó a ser considerada un imperio, conquistaron tribus menores, alcanzando a ser la más poderosa de mesoamérica. Contaban con un código de comportamiento y tenían gran adelanto en la educación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.