¿Qué beneficios tiene la mascarilla de carbón activado?

Qué beneficios tiene la mascarilla de carbón activado

La mascarilla de carbón activado se ha convertido en una parte fundamental de las rutinas de cuidado facial de muchas personas, ya sea adquiriendo las mascarillas fabricadas por empresas ya listas para utilizar o creando su propia mascarilla en casa, debido a su capacidad para limpiar la piel.

Conocido como “la mascarilla negra”, este producto es uno de los más populares y demandados en el área de cosméticos. Es común encontrar en las farmacias o tiendas de belleza y cuidado personal esta mascarilla ideal para desintoxicar el cuerpo al absorber toxinas, gases, metales pesados y químicos que puedan estar retenidos en el rostro.

Aunque a lo largo de los años el carbón activado ha sido uno de los principales ingredientes en productos de belleza, como cremas, exfoliantes y esponjas para el cuidado de la piel y los expertos en el área han recomendado su uso, no fue reconocido o popularizado hasta el uso de las mascarillas y es que no hay mejor forma de observar los beneficios que este ingrediente vegetal tiene para ofrecerte que aplicarlo en la piel.

A continuación, te presentaremos cuáles son los beneficios que la mascarilla de carbón activado tiene para ofrecerte y por qué este ingrediente es tan popular y solicitado en el mundo de los cosméticos.

¿Qué es el carbón activado?

Es un producto natural extraído de fuentes naturales de carbono, como la madera blanda, el carbón de hueso, cáscaras de coco, turba, coque de petróleo, carbón hueso de aceitunas o aserrín. Se llama activado por el sobrecalentamiento al que es procesado para cambiar su estructura interna y reducir sus tamaños a pequeñas partículas.

Qué beneficios tiene la mascarilla de carbón activado

A pesar de que puede ser útil en distintas formas, está dedicado principalmente a la desintoxicación a través de usos medicinales y cosméticos por sus propiedades purificantes y absorbentes de toxinas, gases, metales pesados, proteínas, químicos y moléculas muertas en el cuerpo.

Mascarillas de carbón activado

Las mascarillas de carbón activado son un tratamiento détox que beneficia la piel y el rostro en base a las propiedades naturales, absorbentes y purificantes que posee el carbón activado entre sus componentes. Estas mascarillas permiten eliminar todo tipo de impurezas y dejar como resultado una piel lisa, suave y luminosa.

A continuación le mostraremos algunas de las mascarillas que se utilizan a base de carbón activado: 

Mascarilla de carbón activado (empaque comercial ya procesado)

Ingredientes:

1 paquete de mascarilla de carbón activado.

Aplicación:

Antes de aplicar la mascarilla, es necesario lavar el rostro con abundante agua caliente para retirar los excesos de grasa, maquillaje o diferentes partículas que puedan estar adheridas en la piel. Aplicar la mascarilla en el rostro puede ser de dos formas, una capa uniforme en todo el rostro o solo en los puntos específicos donde se encuentran las imperfecciones, dejar secar y reposar por 20 o 25 minutos antes de retirar con cuidado la mascarilla. Al retirarla, se podrán observar todas las imperfecciones que son retiradas del rostro.

Carbón activado y miel

Ingredientes:

½ cucharada de carbón activado.

1 cucharada de miel orgánica.

Aplicación:

Mezcla los ingredientes en un pequeño recipiente o taza hasta que tengan una textura homogénea. Puedes aplicar la pasta a tu rostro con ayuda de brochas o esponjas exclusivas para uso faciales, si no tienes en casa, no hay problema si utilizas tus manos, pero deben estar lavadas con agua y jabón, para desechar partículas que puedan estar adheridas y contaminen de nuevo el rostro ya lavado.

Aplica la mascarilla con cuidado de no tocar los ojos, ni las mucosas y deja actuar por 10 minutos hasta que esté seca y con una dura textura. Retírala con una toalla limpia y luego enjuaga tu rostro con agua tibia o fresca para quitar los excesos.

Carbón activado y arcilla

Ingredientes:

½ cucharada de carbón activado

½ cucharada de arcilla bentonita

Par de gotas de aceite con esencia a lavanda

Aplicación:

Una vez mezclados los ingredientes en un pequeño bol, recipiente o taza, unta la pasta con contextura de crema sobre el rostro con una brocha, esponja facial o manos a lo largo de tu rostro, con cuidado de no tocar los ojos o las mucosas.

Deja actuar en un corto tiempo entre 5 a 10 minutos y retira lentamente con una toalla impregnada de agua fría. Por la contextura de la mascarilla, es recomendable lavar de nuevo el rostro luego de su aplicación y aplicar una crema hidratante.

Es necesario tomar en cuenta el tiempo de aplicación de la mascarilla, si se deja mucho tiempo reposando en el recipiente podría adoptar una extraña textura dura y grumosa, si se deja en el rostro más tiempo del establecido, sería difícil removerla la piel por la dureza excesiva que su contextura adoptaría.

Beneficios

Combate impurezas

Por su textura ligeramente abrasiva, ayuda a limpiar el rostro de los granos, el acné, la grasa y las cicatrices, por sus propiedades antibacterianas y desinfectantes que absorben el exceso de grasa y las bacterias que puedan encontrarse depositadas en la piel.

Libera toxinas

Una mascarilla negra bien aplicada por las propiedades desintoxicantes del carbón activo ayuda a liberar todas las toxinas que se encuentran en la piel como consecuencia a la exposición cotidiana a la contaminación y a las partículas externas que puedan invadir el rostro.

Disminuye el tamaño de poros abiertos

Aplicar con frecuencia carbón activo en el cutis ayuda a disminuir la cantidad de poros abiertos que son tan comunes en áreas del rostro, como la frente, nariz y mentón. Además, reduce su tamaño al eliminar y evitar la aparición de los puntos negros que se encuentran dentro de estos.

Exfolia la piel

Debido a su estructura ligeramente arenosa, las mascarillas de carbón activado le brindan al rostro una profunda limpieza y exfoliación, que permite lucir el efecto “piel de porcelana” brindándole a la piel luminosidad, purificación y suave textura.

Son prácticas y efectivas

Para aquellas personas que no tengan mucho tiempo para realizar rutinas de cuidado de piel y rostro, las mascarillas negras son las ideales. Si las adquieres en el mercado, la aplicación duraría alrededor de 20 minutos y si las preparas tú misma en casa, al tener el carbón activo puro, te tardarías solo 30 minutos en su aplicación y limpieza.

Continúa descubriendo otras mascarillas caseras para aclarar la piel de la cara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.